Historia y Arquitectura

Palacio Sara Braun

La historia de los pioneros de la Patagonia posee algunos protagonistas que tanto en Argentina como en Chile escribieron importantes páginas. La familia Braun fue una de ellas y la ciudad magallánica de Punta Arenas es el lugar donde vivieron y forjaron su destino.

Historia del Monumento Nacional

Sara Braun vino desde su Rusia natal a las tierras australes por el año 1874. Contrajo matrimonio en 1887 con el exitoso empresario portugués José Nogueira, el cual había labrado una gran fortuna gracias a las actividades navieras, la caza de lobos marinos y la ganadería ovina. Cuando Nogueira falleció debido a una tuberculosis en 1893, Sara pasó a administrar la gran herencia, ocupando parte de ella en la construcción de su hogar.

Sara Braun escogió al arquitecto francés Numa Mayer para diseñar su futura vivienda, el cual trazó los planos siguiendo los cánones del gusto imperante en el París de fines del siglo XIX. La exuberancia del palacio contrastaba con las sencillas viviendas particulares de la zona en esos tiempos.

Arquitectura y Estilo

La construcción es de estilo neoclásico y generoso ornato. La mansión es de dos pisos, y fue construida en mampostería de ladrillo, sobre cimientos de piedra. La armadura de la techumbre es de madera, cubierta con fierro galvanizado con textura de escamas. Los materiales, muebles y objetos de decoración fueron traídos desde territorio europeo.

En el primer piso se encontraba la sala de música, el salón dorado, el comedor y la sala de billar, mientras que en la segunda planta se ubicaban los dormitorios y la biblioteca.

Ubicación

Punta Arenas es la ciudad y puerto más austral de Chile. Se ubica a 3.090 kilómetros de Santiago, la capital.

Con una superficie de 1382033,5 km2 y una población de 123.041 habitantes, la capital de la Región de Magallanes es el principal centro urbano de la región, con sólo un veinte por ciento de población rural aproximadamente.

José Nogueira y Sara Braun, protagonistas de la historia de los pioneros en la región

El portugués José Nogueira, desembarcó en 1866 en Punta Arenas, en ese entonces una aldea con pocos habitantes, por lo que lo convirtió en uno de los primeros colonos de Magallanes. Reunió una de las grandes riquezas de la región con la caza de lobos marinos en el archipiélago fueguino, la explotación de materias primas, el comercio, la habilitación de naves y la ganadería, convirtiéndose en el más importante empresario regional.