El Parque Nacional Pali-Aike es un área protegida en la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena que cubre la parte chilena del campo volcánico Pali Aike. Es frecuentado principalmente por vulcanólogos, geofísicos, arqueólogos y por quienes gustan del trekking o quieren recorrer sus alturas. Esto se debe a que una de sus mayores atracciones es que gran parte de sus terrenos están cubiertos por lava basáltica, lo que determina sus características geológicas y la vida que en él se desarrolló.

Destaca por la protección de las especies de fauna como el guanaco, zorro gris, chingue patagónico y puma. Entre las aves, el carancho, cernícalo y queltehue. De la flora se distinguen especies arbustivas como la murtilla, romerillo, mata gris, mata negra y calafate.

Se ubica a 196 kms al noreste de Punta Arenas. Se puede acceder por la ruta Internacional CH-255, internándose 28 kms a partir de la villa Punta Delgada. El camino principal está construido por un tramo de 168 kms con carpeta de hormigón y 28 kms de carpeta de ripio